Este lunes falleció un alpinista solitario que intentaba ascender el Aconcagua, el monte más alto de América. Rescatistas de la Policía de Mendoza van en busca del cuerpo del infortunado, que encontró la muerte a escasos 80 metros de la cima. Ya son 4 los decesos en las montañas argentinas en 2022.
Lamentablemente se produjo la primera muerte de la temporada 2022 de Aconcagua.
Lamentablemente se produjo la primera muerte de la temporada 2022 de Aconcagua.

Un montañista que intentaba un ascenso en solitario en el cerro Aconcagua (6960,8 m, Mendoza, Argentina) hallo la muerte este lunes en cercanías de la cumbre, según confirmaron voceros de la Patrulla de Rescate de la Policía de Mendoza.

En horas de la mañana de este lunes, personal de la Patrulla de Rescate y Auxilio en Montaña (UPRAM), con asiento en el campamento Plaza de Mulas del monte más alto de América, tomó conocimiento del deceso de una persona de sexo masculino, que, en principio, intentaba el ascenso en forma solitaria.

El cuerpo del infortunado se encontraba a pocos pasos de la cima, en el sector conocido como La Canaleta, aproximadamente a 6.890 metros, según informaron a la Policía guías que se encontraban en la zona.

Los efectivos de la Patrulla inmediatamente emprendieron el ascenso para corroborar la situación denunciada y evaluar la posibilidad de rescate del cadáver.

Tensa espera

Hasta esta tarde no había sido confirmada la identidad del montañista fallecido. El protocolo que maneja la Policía prevé que una vez conocido el nombre, se debe dar aviso a sus familiares primero para luego dar difusión pública.

Extraoficialmente trascendió el dato que podría tratarse de un militar retirado. Este dato que se deduce de quien aparentemente no habría regresado por la noche al último campamento de altura.

La de este lunes se trata de la primera muerte de la temporada de ascenso a la emblemática Seven Summit sudamericana. Estas fatalidades son las que se intentan evitar como prioridad por todos los actores involucrados.

Sin duda que el 2022 en las montañas de Argentina no podría haber comenzado de peor forma. Con la de Aconcagua, ya son cuatro las personas fallecidas en accidentes. La semana pasada dos en el volcán Lanín, y sobre el fin de semana uno más, en El Chaltén.