Entre mayo de 2018 y el mismo mes de 2019 completó las siete cumbres más altas de cada continente más el Lhotse. Es la primera mujer en lograrlo en tan corto lapso de tiempo. Habló con Cumbres sobre sus sueños, desde su Marruecos natal hasta los Alpes suizos donde hoy reside. Una historia inspiradora.
Mariam Ktiri rumbo a la altura máxima de Europa, Elbrus.
Mariam Ktiri rumbo a la altura máxima de Europa, Elbrus.

Mariam Ktiri nació en Casablanca, Marruecos. En busca de progreso se radicó en Alemania, donde despertó su pasión por las montañas. Tanto que se mudó a Suiza para estar cerca de los Alpes.

De tanto incursionar en las montañas, pergeñó un sueño y fue en busca de las Seven Summits. Pero se propuso un objetivo aún más alto: un tiempo récord, sólo un año, entre mayo de 2018 y mayo de 2019. Y añadiéndole, además, el monte Lhotse, cuarto más alta del planeta..

Por cinco años se preparó y buscó patrocinios. Cuando estuvo lista, lo encaró. Y lo logró, un objetivo que pocos aventureros obtienen en un año, y ninguna mujer, nunca había hecho.

Cuando subió Everest y el Lhotse, fue la primera mujer de ascendencia árabe en alcanzar el “combo” de una sola vez.

Su historia de cumbres es realmente inspiradora. Hoy, en su ciudad, Berna, estableció una compañía de expediciones. Su idea es ayudar a otra gente a cumplir sueños similares a los que ella tuvo y cumplió.

Gentilmente, Mariam Ktiri se prestó a un diálogo extenso y franco con Cumbres Mountain Magazine.

CUMBRES Mountain Magazine: ¿Cómo fue tu infancia en Casablanca, Marruecos, tu relación con las montañas en tu país?

Mariam Ktiri: Tuve una infancia tranquila, aunque en realidad no era una niña tranquila como muchos padres quieren que sean sus hijos. Me encantaba el aire libre, jugar afuera, trepar a los árboles. Vengo de una familia de clase media. Mis padres invirtieron mucho en nuestra educación, querían que ampliáramos nuestro horizonte, viajáramos y descubriéramos nuevos entornos. Entonces la escuela era mi enfoque principal. De niña nunca me acerqué a las altas montañas de Marruecos. Casablanca es una ciudad costera y muy lejos del Atlas. Durante las vacaciones solíamos pasar tiempo en la playa. Así que construí una relación con las montañas en Marruecos solo más tarde, de adulta.

En el monte Vinson, una de las Seven Summits abordadas por Mariam Ktiri.
En el monte Vinson, una de las Seven Summits abordadas por Mariam Ktiri.
C M M: ¿Cómo fue entonces tu descubrimiento de Atlas y Toubkal?

M K: Fue a finales de 2014 que descubrí las montañas del Atlas como escaladora y no solo como turista. Fue al escalar Toubkal. 2014 también fue el año en el que empecé seriamente a caminar y escalar para entonces ascender Toubkal. Con sus 4.168 metros es el pico más alto de Marruecos y el Norte de África. Fue una experiencia increíble. Estaba muy emocionada por eso. También un poco asustada porque la altitud máxima que había alcanzado eran 2.500 metros. Así que la subida de Toubkal fue muy buena, con el clima fantástico. Pero la parte más interesante no fue la escalada en sí misma, sino toda la experiencia cultural. Comenzando desde el pequeño pueblo donde comienza el trekking a ese antiguo refugio de montaña a 3.600 metros, que ofrece deliciosa comida marroquí. Normalmente estoy acostumbrada a los refugios de montaña en Europa y son completamente diferentes.

Y también ocurrió una anécdota en mi equipo. A una de las chicas que estaban conmigo le cambiaron las botas cuando se estaban secando cerca de la chimenea en el comedor. A la mañana siguiente, notó que los crampones ya no encajaban, las botas eran demasiado pequeñas. Por eso no pudo llegar a la cima. Lo curioso es que más tarde sus botas aparecieron junto a la chimenea después de que todos regresaron de la cumbre. Los dos pares se veían exactamente iguales. Probablemente fueron intercambiados por alguien en el agitado día de cumbre.

C. M M: ¿Y cómo se relaciona Mariam Ktiri con las montañas en Alemania y Suiza?

M K.: Fue cuando vivía en el Sur de Alemania que descubrí mi pasión por las montañas. Solía ir de excursión, a veces pasando días en las montañas, durmiendo en invierno en cabañas sin servicios. Tenía que llevar mi propia comida, cargar leña, hacer fuego. Fue bastante aventurero y divertido. Al principio, estaba contenta con eso, pero pronto busqué un desafío mayor. Decidí ir por más desafíos alpinos. Suiza ofrece el terreno perfecto para esto. Por eso me mudé a Berna, para estar cerca de esas grandes montañas y poder vivir mi pasión ampliamente. Esto también me permitió prepararme para mis Seven Summits.

"Aprender a luchar contra el miedo", la apreciación de Mariam sobre Everest.
“Aprender a luchar contra el miedo”, la apreciación de Mariam sobre Everest.
C M M: ¿Tu profesión es consultora? ¿Es tu trabajo o estás totalmente dedicada a las montañas?

M K: Sí, soy consultora de profesión. Mi objetivo es concentrarme más en lo que amo, que es el montañismo. Actualmente estoy estableciendo una empresa de viajes y aventuras llamada Seven Summits Adventures. Me gustaría compartir a través de SSA mi experiencia con otras personas apasionadas de la montaña y ayudarlos a alcanzar sus objetivos. De esa manera podría estar totalmente dedicada a las montañas.

C M M: ¿Por qué te decidiste por el desafío Seven Summits y por qué en solo un año?

M K.: Para las Seven Summits en general, me inspiraron compañeros escaladores que alcanzaron picos como el Kilimanjaro. Lo que me atrajo fueron dos aspectos: el desafío de escalar montañas tan grandes y el aspecto cultural de visitar diferentes países. Normalmente, lleva varios años terminar el desafío, pero decidí llevarlo al límite y hacerlo en solo un año. Quería probarme a mí misma que a través de la disciplina y el entrenamiento, incluso un objetivo grande y aterrador se vuelve alcanzable. Como decimos, si no tienes miedo de tu objetivo, entonces no es lo suficientemente desafiante. Esta sería una lección de vida no solo para mí sino para muchas otras personas y especialmente para las mujeres.

C M M: ¿Cómo fue tu entrenamiento y preparación para el desafío?

M K: He ido a gimnasio durante muchos años. Pero mi semana habitual es sencilla: tal vez de 3 a 4 sesiones en el gimnasio buscando fuerza y resistencia, algo de ciclismo en interiores y me gusta ir al muro de escalada una vez por semana. El fin de semana, si hace buen tiempo, voy a esquiar o algo al aire libre. Seguí el mismo entrenamiento cuando me preparaba para Seven Summits. Simplemente cambié el enfoque más en la resistencia que en la musculatura.

Mariam Ktiri reside actualmente en las afueras de Berna, Suiza.
Mariam Ktiri reside actualmente en las afueras de Berna, Suiza.
C. M M: Te menciono cada una de las Seven Summits y te pido una definición de cada una…

Denali (28/05/18): La cumbre con el clima y medio ambiente más hostil.

Elbrus (13/08/18): Una hermosa subida, comida deliciosa y gente local increíble.

Kilimanjaro (24/09/18): La escalada con menos aclimatación.

Vinson (16/12/18): El que pone las reglas en la Antártida es el clima.

Aconcagua (12/01/19): El ascenso más desafiante casi sin oxígeno.

Carstensz Pyramyd (23/02/19): Todo se trata de un puente colgante.

Everest (22/05/19): Aprender a luchar contra el miedo.

Lhotse: Exigente pero gratificante, con la mejor vista del Everest.

C M M: ¿Cuál es el valor para Mariam Ktiri de ser la primera mujer en el mundo en lograr las Seven Summits más Lhotse en solo un año?

M K: Es una prueba de que las mujeres también pueden alcanzar grandes logros en un campo dominado por hombres como el montañismo. En algunas expediciones que disfruté como Denali o Elbrus, era la única mujer en el equipo. El montañismo, como muchos otros campos, carece de gran representación femenina. Por lo tanto, estos logros son muy importantes para llamar la atención y crear modelos a seguir. En mis redes sociales recibo muchos mensajes de mujeres, algunas muy jóvenes, que me dicen que les gustaría seguir mi camino y emprender tales aventuras. Mi historia les abrió un mundo completamente nuevo. Tener personas inspiradoras que mirar es muy importante para la motivación y para establecer metas.

C.M M: ¿Crees que tu historia puede ser inspiradora para aquellos que buscan objetivos de alta montaña?

M K.: ¡Sí! Definitivamente fue mi sueño mostrar a quienes aspiran a aventuras extremas, que pueden establecerse metas y soñar para lograr grandes desafíos, sin importar cuál sea su origen. El activo más importante es el trabajo duro y la disciplina. Intento estar activa en las redes sociales y enviar este mensaje.

Mariam Ktiri, lejos de crampones y camperones, en su ciudad natal, Casablanca.
Mariam Ktiri, lejos de crampones y camperones, en su ciudad natal, Casablanca.
C M M: Para montañistas de América Latina, África, del Tercer Mundo, es realmente difícil lograr desafíos deportivos debido a los costos. ¿Qué aconseja Mariam Ktiri para obtener financiación y patrocinadores?

M K: Estoy de acuerdo contigo. Trabajé en este proyecto durante más de cinco años para obtener todos los fondos necesarios. Fue muy difícil conseguir patrocinio, entrenar, organizar la logística, etc. Recibí muchos “no, lamentamos que no sea parte de nuestros objetivos de patrocinio”. Pero esto nunca me detuvo para llamar en la puerta de al lado.

Según mi experiencia, estos serían mis consejos para encontrar patrocinadores:

– Prepara una buena presentación profesional sobre tu proyecto, destacando sus activos y por qué alguien, empresa u organización, debería patrocinarlo.

– Define qué puedes ofrecerle a cambio. Por ejemplo, promocionar la marca en tus redes sociales, dar presentaciones gratis, alguna causa benéfica.

– Obtiene todos los detalles necesarios sobre el posible patrocinador y haz que tu pedido sea lo más personalizado posible. No hay nada peor que una carta impersonal.

– Asegúrate de tener una presencia significativa en las redes sociales y poder proporcionar a las empresas algunas estadísticas sobre las diferentes plataformas.

– No, no siempre significa No. Intenta llamar a la persona que rechazó tu solicitud de patrocinio y solicita más aclaraciones. Puedes pedir una cita personal para compartir tu motivación. Esto definitivamente aumentará las posibilidades de obtener, si no todo, al menos una parte.

– Toca todas las puertas posibles. Muchos piensan solo en empresas cuando recaudan fondos. Eso está mal. Las empresas tienen reglas estrictas y procesos complejos para patrocinar a los atletas. Las personas privadas pueden patrocinar fácilmente. Piensa en tus regalos de cumpleaños. Puedes compartir tu proyecto con tu familia y amigos y decirles que estarías muy feliz que te apoyaran económicamente en lugar de darte regalos.

– La familia y los amigos probablemente estén dispuestos a otorgarte un préstamo sin interés para lograr tu proyecto.

– Acércate a tu empleador. Tener un aspirante a alpinista entre el personal de una compañía es un gran testimonio y realza la imagen del empleador.

Para seguir a Mariam Ktiri: @mariamktiriadventures o www.mariamktiri.com

 

Comentarios

comentarios