El hombre que más veces ha llegado a cumbres de 8 miles, sin O2 embotellado, anunció su retiro. “Para mí ya se acabó” dijo Juanito Oiarzábal, a los 64 años. En 47 expediciones logró 26 veces cima en los 14 gigantes.
Juanito Oiarzábal en una de sus expediciones en Aconcagua. No habrá más 8 miles para el vasco.

El reconocido himalayista vasco Juanito Oiarzábal (64) anunció que ya no habrá más 8 miles para él, dando así cierre oficial a una carrera tan extendida como exitosa, en el mundo de ascender las montañas más altas del mundo.

Juanito formuló el anuncio este martes en el marco del foro «Retos de Altura», primera jornada del IV Foro Internacional Ciudad de León ABANCA, en el auditorio de dicha ciudad. El evento contó además con la participación de los también alpinistas españoles Edurne Pasabán (47) y Carlos Soria (81). Condujo el coloquio el periodista y director de la revista Desnivel, Darío Rodríguez.

Ante la consulta de Rodríguez sobre su conocida minuciosidad y prolijidad, antes y durante una expedición, Juanito reconoció “he sido un tío muy ordenado en todo lo que he hecho en la vida. Lo he intentado por lo menos, sobre todo en el Himalaya. Por eso estoy aquí, por eso estoy vivo, además de la suerte”.

Esa reflexión tal vez lo llevó inmediatamente al sorpresivo anuncio respecto de su etapa en Himalaya: “Para mí ya se acabó, seguramente es la primera vez que lo digo en público”.

Oiarzábal se refirió a cuando, 4 años atrás, sufrió una embolia de pulmón en una expedición junto a Carlos Soria a Dhaulagiri. “Aquello fue el final, acompañado de la muerte de mi gran amigo Alberto Zerain, que me acompañaba en este proyecto de 2x14x8000” detalló.

Juanito Oiarzábal hojea CUMBRES. Al fondo el cerro Bonete.
Juanito Oiarzábal hojea CUMBRES. Al fondo el cerro Bonete.
Alpinista sin par

Juanito Oiarzábal se convirtió en 1999 en el sexto hombre en el mundo, y primer español, en ascender los 14 montes más altos, sin utilizar oxígeno suplementario.

Contrariamente a lo que podía suponerse, luego del inmenso logro continuó ascendiéndolos, y repitió 10 en la misma condición. Su proyecto viró entonces. Quería convertirse en el único sobre la Terra en subir 2 veces los 14. La continuidad de su proyecto era completar los 4 faltantes: Dhaulagiri, Nanga Parbat, Broad Peak y Shisha Pangma.

“Consecuencia de aquella embolia, ha ido pasando el tiempo, la medicación diaria de por vida que tengo que tomar ha hecho que me engorde, tengo afectada parte de los pulmones. Hasta hace poco me resistía a retomar el proyecto, la idea era incluso hacerlos con O2 los 4 que me quedaban” siguió relatando ante la sorprendida audiencia.

Así entonces Juanito remarcó que “para mí el mundo de los 8 miles ha terminado. Me quedo con todo lo que he hecho y subido, con la gente que he compartido mi experiencia”, e hizo una especial mención a los 5 ochomiles que compartió con Edurne Pasabán, allí presente.

Quizás para restarle tristeza al anuncio que acababa de hacer, Juanito, fiel a su estilo, descomprimió el ambiente con una de sus habituales ocurrencias: “Cuando tenga 81 años, si llego, me acordaré de un gran amigo -porque éste ya habrá palmado para entonces- Carlos Soria y diré ‘jodé, yo aquí con el bastón y este hombre con 81 años dale que te pego otra vez al Dhaulagiri».