Los experimentados montañistas repitieron la mítica vía abierta en el Cervino por el gran Walter Bonatti en solo 16 horas, uno de los desafíos más complejos del alpinismo. Los tres alpinistas italianos homenajearon así con su logro a su admirado compatriota.
Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.
Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.

Los guías italianos François Cazzanelli y Francesco Ratti junto con Matteo Della Bordella, presidente del Ragni di Lecco completaron la emblemática vía Bonatti en la cara Norte del monte Cervino o Matterhorn (Italia/Suiza, 4.778 m), una de las rutas más espectaculares y complejas del alpinismo.

El experimentado trío Cazzanelli-Ratti-Della Bordella (aunque para este último fue su primera vez en Cervino) logró el impresionante desafío en el día.

“A dream como true” publicó inmediatamente en sus redes sociales Cazzanelli, admitiendo además que llevaba años soñando con repetirla: “Me sentía atraído por esta línea por lo que representa para la historia del montañismo”.

Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.
Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.

El equipo de expertos alpinistas acometió el desafío el 31 de marzo a las 5 AM desde el refugio Hörnli. A las 21 horas pisaban los tres la cima del Cervino.

El relato de los montañistas, da cuenta de una breve parada y arribo a las 23:30 a la cabaña Carrel. Al día siguiente en dos horas bajaron a Cervinia donde Stefano Stradelli, nada menos, los esperaba con el esperado plato de pasta.

Cazanelli, Ratti y Della Bordella habían ganado experiencia recientemente escalando juntos el Pilar Rojo del Brouillard, con óptimo resultado.

Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.
Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.

“Hemos aprovechado nuestras características para escalar lo más rápido posible en cada sección de la pared. Paso a paso nuestro pensamiento estaba dirigido al mítico Walter Bonatti que hace 56 años, en solitario y en pleno invierno, dibujó su obra maestra en la pared norte del Cervino” señaló en su Facebook François Cazzanelli, reafirmando la admiración y respeto que todos los montañeros le profesan al gran Bonatti, sin dudas uno de los próceres máximos de la actividad de todos los tiempos.

Cervino y su historia

El monte Cervino o Matterhorn es el quinto más alto de los Alpes. Es binacional pues su cima es compartida por Suiza e Italia. Sus ciudades base son Zermatt del lado suizo, en el cantón del Valais, al Noreste, y Breuil-Cervinia, en el Valle d’Aosta, al sur.

Edward Whymper, Charles Hudson, Lord Francis Douglas, Douglas Hadow, Michel Croz, Peter Taugwalder padre e hijo lograron el primer ascenso el 14 de julio de 1865, con el pavoroso saldo de la muerte de cuatro de ellos en el descenso: Croz, Hadow, Douglas y Hudson.

Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.
Ascenso cara Norte del monte Cervino. Foto: Cazanelli-Della Bordella-Ratti.

La cara Norte del Cervino / Matterhorn recién fue “batida” el 1 de agosto de 1931 por los hermanos Franz y Toni Schmid.

El recrodado y admirado Walter Bonatti abrió la vía directa en solitario en la pared Norte entre el 18 y el 22 de febrero de 1965. Una hazaña de proporciones, la última de su carrera, emulada en su homenaje por sus tres compatriotas, este 31 de marzo.

Fuentes:

Facebook Matteo Della Bordella; Facebook François Cazzanelli; Alessandro Filipini; Mountain Blog Italia