La encabeza el montañista de Río Grande, Tierra del Fuego, Leandro Hernández, quien ya coronó el Coloso de América en seis oportunidades. Invitan a los vecinos a sumarse a la aventura en homenaje a los 100 años de la ciudad fueguina.
El terreno de nieve y glaciares de Ushuaia es ideal para el entrenamiento.
El terreno de nieve y glaciares de Ushuaia es ideal para el entrenamiento.

Ocho fueguinos intentarán este fin de año alcanzar la cima del cerro Aconcagua, el más alto de América. El objetivo: celebrar los cien años de la ciudad que aman, Río Grande, en Tierra del Fuego.

La expedición por la Ruta Normal la encabezará Leandro Hernández, experimentado montañista fueguino que cuenta con seis cimas del Coloso en su haber. Y que como tour líder registrado en el Parque Provincial, ya ha llevado a 26 personas hasta la cumbre.

Pero esta vez tiene otro sabor. La segunda ciudad más importante de la Tierra del Fuego argentina cumple cien años. Y la expedición se propone no sólo conmemorar la fecha, sino dejar en la cumbre un testimonio con mensajes, anhelos y sueños de los pobladores locales. A los que además invitan a sumarse a la aventura.

Leandro Hernández liderará la expedición al Aconcagua en homenaje al centenario de Río Grande.
Leandro Hernández liderará la expedición al Aconcagua en homenaje al centenario de Río Grande.

“La expedición nace de una charla con amigos y de la idea de presentar el proyecto a la Agencia de Deportes y Cultura de la Municipalidad de Río Grande, que traslada el proyecto al intendente. Ya fue declarada De Interés Municipal, y próximamente será declarada De Interés Provincial” relata Hernández, por estas semanas abocado a los preparativos de cara al inicio del viaje, en diciembre.

“Nuestro proyecto concreto es alcanzar la cumbre y poder llevar una placa conmemorativa por los cien años de la ciudad. Un testigo cilíndrico con los mensajes, anhelos y sueños de la gente de Río Grande”, completó.

La previa

Como toda expedición al techo de América, los meses previos son de entrenamiento físico  y mental. El grupo de ocho andinistas mujeres y hombres -sólo uno de ellos, además de Hernández, con experiencia en alta montaña- entrena en paraísos fueguinos como el glaciar Alvear, “probando equipo y básicamente muy enchufados con el objetivos, estamos todos muy entusiasmados”, agrega el jefe de expedición.

Los meses previos a la expedición requiere de un entrenamiento continuo y a conciencia.
Los meses previos a la expedición requiere de un entrenamiento continuo y a conciencia.

Mientras tanto, el equipo encara acciones para sumar apoyos de personalidades y referentes fueguinos y fundamentalmente de los vecinos. “A ellos les pedimos que nos manden sus mensajes, sus anhelos y sus sueños para con Río Grande, y les canjeamos stickers con el logo de la expe. Además, los vecinos nos van a ir siguiendo durante todo el proceso a través de Facebook. Allí estamos subiendo fotos de los entrenamientos y equipo y presentando a los integrantes. Es una iniciativa que queremos que contagie y que los vecinos nos acompañen en cada paso hacia la cumbre”.